La guía inteligente para recuperar a tu ex

Si estás tratando de recuperar a tu ex después de una separación es muy probable que estés a punto de cometer alguno (o todos) los errores que llevarían esa cruzada hasta un absoluto fracaso. Sé lo sumamente difícil que es terminar de mala manera con una persona a la que aún se ama, el sentimiento de inseguridad que se apodera de nosotros y esa desesperación de sentir que aún hay cosas que hacer que pueden salvar la relación.

Es muy importante que sepamos que hay errores serios que todas hemos cometido en algún momento y que pueden acabar con las posibilidades de que haya una reconciliación, para evitar que caigas en estos errores te presentamos una pequeña guía inteligente para que sepas qué cosas debes o no debes hacer si esperas volver a ganar el corazón de tu ex.

Trucos para recuperar a tu ex:

Aléjate

Por los primeros días inmediatamente después de la ruptura lo mejor que puedes hacer para salvar esa relación es ¡no hacer nada en absoluto! Cuando tenemos esa mezcla de emociones la racionalidad suele no funcionar muy bien así que lo mejor es esperar que pase todo el llanto, el drama y las preguntas porque en ese estado es imposible que puedas presentar un caso para defenderte de la situación. Recuerda la regla del NO CONTACTO de la que hemos hablado en otros artículos. No llames, ni escribas a través de ningún medio, este tiempo es crucial para muchas cosas, por ejemplo, para que ambos consideren las causas por las que la relación terminó.

No hagas nada después de una botella de vino

Nada puede hacer más daño a la recuperación de una relación que una mujer que busca contactar a su ex después de haber tomado de más. Trata de controlar los impulsos de llamarlo y cantarle su canción favorita y mucho menos se te ocurra presentarse en su casa bajo los efectos del alcohol con el rímel corrido y suplicando que vuelva o que te dé otra oportunidad. Nada te hará ver más necesitada y desesperada que hacer este tipo de acciones que tanto suceden dejándote dominar por los efectos de la mezcla de las emociones con bebidas. A los hombres no les gustan las mujeres que suplican o ruegan, mayormente les gustas las que se dan su puesto y asumen las cosas con madurez y entendimiento. Ni siquiera la modelo más hermosa se verá bien apareciendo en la puerta de su ex con los tacones en la mano y el maquillaje corrido pidiendo indulgencias de su ex así que por favor ¡No lo hagas!.

Entiende las cosas malas que pasaron

Debes asumir así sea muy doloroso, que en cada rompimiento que has tenido el único factor común eres tú. Es probable que te sientas miserable sin él pero hay que asumir que si la relación terminó es porque había problemas en primer lugar. Aun si logras recuperar la relación las cosas no van a durar mucho a menos que puedan resolver los problemas que llevaron a la separación en primer lugar. Haz una lista de las posibles razones que crees que llevaron al rompimiento y trabaja en mejorar las cosas de las que eres responsable antes de pedirle que regresen a la relación y pregúntale si él está dispuesto a hacer lo mismo. No debes caer en la costumbre de culparlo a él por todo lo malo que haya pasado, es mejor que él vea tu disposición a cambiar las cosas que has estado haciendo mal o que le molestan para que a la hora de volver a intentarlo estos problemas estarán resueltos y no serán un factor común de la nueva etapa que quieren comenzar.

No supliques ni ruegues

Los hombres no reaccionan de buena manera ante los comportamientos exageradamente emocionales. La presencia de una mujer llorando histérica no resulta para nada atractiva a ningún hombre. Haciendo esto solo lograrás alejarlo más de ti porque estarás dando la imagen de una mujer que no puede vivir sin él y esto sinceramente les asusta un poco. Los hombres se sienten atraídos por mujeres independientes y sentimentalmente estables, estas actitudes de súplica no son lo que él necesita en una pareja.

Admite las cosas que pasaron

Si no quieres que tu reconciliación termine siendo la pelea del siglo debes pensar con mucho cuidado cuál ha sido tu parte en la terminación de la relación. ¿Estás absolutamente segura de que toda la responsabilidad es suya? ¿O hay cosas que has hecho que lo han llevado a tener esas reacciones que te molestan? Para que la reconciliación sea efectiva, ambas partes deben estar de acuerdo en hacer la relación funcionar. Si tú no estás dispuesta a poner de tu parte y resolver lo que te toca, la historia simplemente seguirá repitiéndose.

No trates de darle celos

Usar la vieja estrategia de darle celos haciéndole saber que hay una larga lista hombres esperando por ti puede que lo haga volver a tus brazos, los celos son un poderoso afrodisíaco. El problema es que si usas esta estrategia, aunque logres hacerlo volver no será por las razones adecuadas. Los hombres son muy territoriales así que lo más probable es que vuelva contigo por temor y pánico de perder algo que considera que le pertenece de alguna manera. La realidad es que si de verdad quieres una relación que funcione y perdure por las razones correctas no debes dejarte llevar por esta idea.

Hazle saber lo que se está perdiendo

Si se van a reunir para hablar o si sabes que se encontrarán en algún lugar ¿Por qué no recordarle las razones por las que se enamoró de ti la primera vez? Esfuérzate por vestirte bien y lucir bien tal como lo hacías para él al principio de la relación. Encargarte de ti hará no solo que te veas bien si no que te sientas bien, así, podrás no solo mostrarle la parte física de la que se enamoró, sino la personalidad que le atrajo al principio de la relación. A los hombres les gustan las mujeres seguras de sí mismas y que se encarguen de su imagen, muéstrale a tu ex que eres aún la persona de la que se enamoró y así verá todo lo que se está perdiendo por no estar contigo.

No lo acoses

Él nunca te volverá a tener respeto como mujer ni como novia si te embarcas en una campaña de persecución y acoso en su contra. Sin importar si se trata de aparecerte en su apartamento con unas entradas para su deporte favorito o si decides mostrar todos tus sentimientos en sus páginas de redes sociales o peor aún, si decides comprarte unos binoculares y sentarte a vigilar cada uno de sus movimientos estos comportamientos te asegurarán más rápido una orden de restricción que una cita.

Aprende a cuándo rendirte

Cuando se trata de recuperar una relación a veces cuándo él te dice que no, es que no así que trata de que no tenga que repetírtelo más de una vez. Cada vez que intentes y no consigas lo que buscas será más doloroso. En el caso de que sea evidente que la relación definitivamente terminó lo mejor para ti es que te retires con gracia y elegancia. Usa ese tiempo para consentirte un poco teniendo un tiempo para ti y pasando ratos divertidos con las personas que quieres y te rodean y antes de que puedas notarlo, la situación habrá quedado en el olvido.

Articulo Relacionado:Como reconciliarte con tu esposo después de una separacion

Hay relaciones que no vale la pena recuperar

Si estamos hablando de una relación que no te hacía feliz en primer lugar, realmente no vale la pena hacer un esfuerzo por recuperarla. Es bien sabido que inclusive los peores hombres, los violentos, los que engañan con frecuencia, los más tóxicos también resultan difíciles de dejar ir. Si no sabes con exactitud si estás dentro de una relación tóxica has una lista de las cosas que para ti causaron que la relación no funcionara, al terminar de hacer la lista revísala atentamente y pregúntate si de verdad podrías seguir viviendo con esas cosas o si eres capaz de aceptar los errores de tu pareja honestamente de modo que no se presenten otra vez como un  problema.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.